ÁRBOL DE LA VIDA EN CRISTAL

 

Según el Feng Shui, las esferas de cristal son ideales para expandir la energía, o Chi, de forma armoniosa por todo el ambiente. 

La forma esférica ayuda a que la energía se redistribuya, equilibrándola, tanto si fluye excesivamente rápido como demasiado lento.

 

Al colocarlas cerca de la ventana, las manzanas captan la luz del sol e inundan todo el espacio de brillos y arcoíris de colores, que son los que activan no sólo la energía del lugar, sino también de las personas ¡y las sensaciones que provocan son geniales!